¿Cómo funciona un sensor de CO2 electroquímico?

El sensor lleva en su encapsulado una substancia química que reacciona con las partículas de CO2 que la atraviesan. Dicha reacción, produce una variación en la resistencia del sensor, por lo que al aplicarle una corriente, obtendremos mayor o menor voltaje de salida en función del CO2 que haya. 

Es una técnica muy empleada a lo largo del tiempo y que sirve para medir diferentes tipos de concentraciones de gas diferentes. Una de sus grandes ventajas de este tipo de sensores es que tiene un precio más reducido que otros. Disponemos del medidor de CO2 iberotecno mini, que incorpora este sensor. Actualmente en oferta.

El detector de CO2 iberotecno mini incorpora un sensor electroquímico

¿Cómo funciona un sensor de CO2 NDR o por infrarrojos?

El sensor NDR dispone en su interior de una barrera de rayos infrarrojos. Cuando las partículas de CO2 atraviesan dicha barrera, el sensor es capaz de contarlas. Aunque el precio de este tipo de sensor es mayor con respecto a otros, tiene una gran ventaja y es que no se ve influenciado por factores externos, como puede ser la temperatura o la humedad relativa. Este tipo de sensor es el que viene incorporado en el medidor de CO2 iberotecno Pro.

Ventajas e inconvenientes del sensor de CO2 electroquímico

Como hemos podido observar, el sensor electroquímico presenta la ventaja de ser mucho más barato que uno del tipo NDR o infrarrojos. Esta es sin duda la gran ventaja de este tipo de sensor de CO2.

Por el contrario, este tipo de sensor requiere que la temperatura y la humedad ambientales sea estable en unos valores digamos "cómodos" para el ser humano, y por lo tanto para el sensor. Unos 23º y una humedad del 50% son lo recomendable. Por ello su uso está indicado sobre todo para medir el CO2 en el interior de edificios, oficinas, clases, etc... Además, es recomendable tener encendido el dispositivo una media hora antes para que la mezcla química de su interior reaccione bien y se estabilice. También al cambiar de lugar.

El Kit de aprendizaje CO2 de iberotecno incorpora un sensor electroquímico MQ-135 con un calefactor interno que permite mitigar los factores externos de humedad y temperatura ambientales.

Existen sensores electroquímicos, como por ejemplo el MQ-135 que se incluye en el Kit de aprendizaje de iberotecno que llevan un calefactor en su interior. Dicho calefactor sirve para mitigar la humedad y temperatura exteriores y manteneros estables dentro del sensor. De esta forma se consigue que los factores externos no influyan tanto a este sensor. Puedes encontrar un post en el que analizamos al detalle el sensor MQ-135 en nuestro blog.

Ventajas e inconvenientes del sensor de CO2 de infrarrojos NDR

El principal inconveniente de este tipo de sensor es su precio elevado, ya que incorpora una tecnología muy especial y muy nueva. 

Sin embargo, tenemos la ventaja de que los factores externos como humedad ambiental o temperatura no afectan a la calidad de las mediciones. Podemos utilizar este tipo de aparatos tanto en exteriores como en interiores. Además, no necesitamos tener encendido el sensor durante mucho tiempo antes de que podamos empezar a medir el CO2. Tan solo unos pocos segundos bastarán para que el aire de la estancia recorra el interior del sensor, y este sea capaz de contar las partes por millón de CO2 que haya en el aire.

El detector de CO2 iberotecno Pro, incorpora un sensor NDR

Comparativa entre la precisión de ambos sensores de CO2

Hay que ser precavido a la hora de hacer una comparación entre la precisión de varios detectores de CO2. Debemos contar con parámetros conocidos y constantes del CO2 que haya en el aire. Si no sabemos el valor real del CO2 que haya, nunca sabremos que aparato es el que mide mejor. Si además en cada aparato entra un aire con diferente carga de CO2, la prueba tampoco servirá para nada.

Para hacer esta prueba, debe emplearse un contenedor estanco completamente sellado y libre de aire, aislado de factores externos como variaciones  de humedad, temperatura, etc.. Dentro, meteremos los sensores y una cantidad exacta y conocida de CO2 y aire. En ese momento, podremos hacer una prueba mínimamente aceptable.

Los resultados que obtendremos de uno y otro sensor, serán similares. Lo que provocará variaciones entre uno y otro serán sobre todo los factores externos de humedad relativa y temperatura. Siempre que estos factores se mantengan constantes y en valores aceptables, la precisión de ambos sensores deberá ser equivalente.